martes, 8 de septiembre de 2009

Nisargadatta y la madurez

¿Y como llega la madurez?

N: Manteniendo la mente clara y límpia, viviendo la vida con total conciencia de cada momento tal como sucede, examinando y disolviendo los deseos y temores propios tan pronto como aparecen.

No hallo bastante seriedad en mí

N: Traicionarse a sí mísmo es un asunto grave. Pudre la mente como un cáncer. El remedio está en la claridad y la integridad del pensamiento. Trate de comprender que usted vive en un mundo de ilusiones, examínelas y desentierre sus raíces. El propio intento de hacerlo lo volverá serio, puesto que hay bienaventuranza en el recto empeño.