martes, 16 de agosto de 2011

Rebelión en la huerta







Confieso que estoy avergonzada.

Hoy he llegado a mi huerta después de unos días de vacaciones y me la encontré alicaída y como si no quisiera saber nada de mí.
Como habían ido unos amigos a visitarme me disculpe del mal estado en que se encontraba y se lo achaque a que seguramente se debía a la poca calidad de las simientes.

Cuando me quedé sola, me sorprendió oír a una berenjena en la que ni siquiera había reparado por su pequeño tamaño, dicirme que era una ignorante y una ilusa. Que si me había creído que ellas iban a crecer sanas y hermosas, sin que yo hubiera puesto nada de mi parte. Que se habían quedado solas, sin apenas agua y teniendo que competir con cientos de hierbas “indígenas” que defienden con uñas y dientes su terreno, y que bastante tenían ellas con haber llegado a donde llegaron..

Cuando oyeron esto las demás hortalizas se animaron a apoyarla y entre todas me dejaron claro que si quiero huerta, que me la "curre", y que haga algo para merecerla. Porque para disfrutar del sabor y de la fragancia que ellas ofrecen, que no me piense que es sólo cuestión de sembrar. Que hay que comprometerse también a mantener día a día la tierra húmeda y limpia. Porque ellas responden a como se las trata. Y me han asegurado que si me esfuerzo y trabajo con ellas con la debida atención , no me defraudarán y crecerán sanas y tiernas.

Pero que si pretendo otra cosa, pues que me alimente solo de fruta, que para eso están ya los frutales. Que llegada la estación dan su fruto, sin importarles lo mucho o poco que los haya cuidado.

Esto me ha hecho venirme a casa a reflexionar, y a pensar en las veces que me quejo de lo mal que van las cosas, o del poco amor y solidaridad que hay en el mundo.
¿será también que estoy pidiendo sin haber hecho antes mi trabajo?








Ustedes salen a comprarse el cielo e imaginan que el Gurú se lo proporcionará por un precio. Buscan cerrar un trato ofreciendo poco, pero pidiendo mucho. Ustedes no engañan a nadie excepto a sí mismos. (Nisargadatta)






12 comentarios:

Delia dijo...

La conciencia disfrazada de huerta o de tantas otras formas que día a día nos van requiriendo, pone las cosas en su lugar y...quien tenga ojos que vea, quien tenga oídos que oiga...mejor me doy una vuelta por mi huertita y escucho lo que me dice.
Gracias querida Bea, qué lindo es visitarte aunque sea a la distancia.
Un abrazo.

Beatriz Moro dijo...

Hola Delia, espero que no te salga tan revolucionaria como la mia.

Pero tienes mucha razón en que todo en la naturaleza te habla en cuanto prestas los oidos para oirla.

Es un gusto como siempre, sentir tu presencia por aquí. Un abrazo

gorka dijo...

Me ha recordado a esta historia:

Confía en Alá, pero ata a tu camello primero.

http://esencia-gorka.blogspot.com/2011/06/haciendo.html

Un abrazo Bea!

arianna dijo...

Una buena reflexión que nos servirá a algun@
Sabes ? yo doy Reiki a mis plantas y responden, vaya que sí

Me alegra verte de nuevo Beatriz, un besito

Juan dijo...

No será el reflejo simbólico de....

Juan_Ma_Jodorowsky

José Manuel dijo...

Je, qué simpática imagen nos ofreces, Beatriz, y que, desde luego, puede tener múltiples aplicaciones, las del mundo de los fenómenos y la más alta que apunta Sri Nisargadatta. En todo caso, como nos dice, solo nos engañamos nosotros.

Abrazos amiga!

Beatriz Moro dijo...

Hola Gorka:

Acabo de leer tu entrada "Haciendo" en tu blog "Esencia" (ya me lo he incorporado a los favoritos)y lo que se relata sobre la acción inteligente y adecuada, es algo que yo, particularmente, siempre he querido tener muy presente.

A veces en este camino del discernimiento, nos vamos mucho a la cabeza y a los conceptos, y olvidamos de llevar con nosotros a un cuerpo-mente que es el instrumento con el que se expresa la vida y su inteligencia, en cada momento. Y que por lo tanto deberá de estar siempre disponible y a su servicio

Hablando de este tipo de anécdotas creo que había otra sobre Ramakrisna y un discípulo suyo al que le vendieron una sarten llena de agujeros..

Gracias a tí y a tu blog y un abrazo Bea

Beatriz Moro dijo...

Querida arianna. ¡que casualidad! Precisamente he estado hace unos dias mirando tu blog y me ha encantado la sensibilidad que de tus entradas y el ver como sigues compartiendo tu entendimiento de la vida en cosas prácticas y sencillas de llevar a cabo.

Así que haces Reiki. No tengo experiencia directa de él pero tengo amigos que lo practican.

Como es clara la conexión energética entre todos los seres, es normal que las plantas respondan con alegría a nuestros mimos o sufran nuestro abandono. Eso también lo tengo claro.

Me alegro que volvamos a encontrarnos. Un abrazo Bea

Beatriz Moro dijo...

Hola Jose Manuel: Estoy empezando a practicar un poco con "paint" y la verdad es que me estoy divirtiendo mucho con ello.

Creo al igual que tú que las cosas son como dice Nisargadatta, que nos autoengañamos mientras pensamos que obtendremos algo a cambio de poco.
Así que toca poner toda la carne en el asador...o como en este caso ..las verduras

Un abrazo

José Ramón dijo...

Beatriz interesante reflexión me gusta su blog felicidades.

Saludos desde
Abstracción textos y Reflexión.

AGUSTIN FERNANDEZ DEL CASTILLO SUARDIAZ dijo...

Hola Bea,

Un primer aspecto de la conciencia es el mirar para desentrañar lo falso. Y parece lógico que la comprensión de que lo de delante, será todo falso, exija dejar de ser su limpiaparabrisas y nos asentemos siendo desde otras zonas donde como los ventiladores ya no habrá anzuelos

El fortalecimiento emocional y mental y el vaciamiento de las entrañas va llevando, al estar vacío abajo, a estar asentado siendo un corazón/gallina clueca, que ya no tiene ojos ni los necesita. Y eso asegurará que encaja todo lo que llega. Ya sin filtros vaginales que al no haberlos, confirmarán en cada presente, que no quedan cosas por devolver.

Pero si se los pones y te pones momentáneos ojos, parecerá lógico de que las pestañas requieran Rimmel para estar guapas

Me parece que Chiquito de la Calzada con su chiste y chascarrillo de fristro vaginal, es un vedantín que apunta maneras aunque aun no ubiquemos de qué escuela del vedanta y que habrá que seguir en el futuro.

Que como dice Juan cruz, el futuro, ya no es lo que era

Buen dia
Agustin

Beatriz Moro dijo...

Gracias Jose Ramon por tu apoyo.

Gracias Agustín por el comentario que haces.
Es cierto antes de que el ojo vea, con ritmel o sin él, tiene que haber una capacidad de visión y algo que sea consciente de ella. Para empezar....

Lo de chiquito ya me lo contarás porque no me lo sé, así que me has dejado con las ganas de reir...

Un abrazo a los dos Bea