miércoles, 9 de noviembre de 2011

Obras son amores




Mi abuela nos solía decir, con esa sabiduria que da el recorrido de toda una vida, que no nos olvidásemos nunca de que "obras son amores, y no buenas razones", porque ¿de que le vale al hombre tener comprensión y conocimiento de las leyes de la vida si no actúa conforme a ellas?

Ver y comprender es estupendo, pero no suficiente. Es sólo un primer paso, que mientras no se contrasta en la acción, nos convierte en mirones o comentaristas de nuestro propio escaparate espiritual.

Pero la bondad o la sensibilidad no hay que buscarlas, ni hacer de ellas nuestra bandera, porque ellas no proceden del ego ni tienen nada que ver con una adquisición personal.

Somos "naturalmente" bondadosos y compasivos cuando no interponemos nuestras preferencias, en nuestras relaciones. Cuando no medimos los hechos con distintas "varas" según provengan de personas o cosas que nos gustan o no. Cuando intentamos comprender el punto de vista de los demás sin intentar imponer el nuestro. Cuando entendemos cuales son los momentos más adecuados para decir algunas cosas. Cuando estamos abiertos a que los demás nos muestren nuestra sombra......ya que sabemos que un objeto tiene multitud de perpectivas desde las que se le puede mirar.
...Y es esa humildad la que barre las impurezas de la mente que impiden la trasparencia a la inteligencia divina....en cada acción....en cada encuentro....en cada sentimiento.....y en cada hecho
.

7 comentarios:

gorka dijo...

Gracias Bea!!

José Manuel dijo...

Esos aforismos antiguos... qué buenos vehículos de sabiduría.

Me viene a la mente también la cita evangélica de "por sus obras los conoceréis".

Muy buena reflexión Bea, abrazos!!

Santosham dijo...

Hola Bea, muy interesante este comentario tuyo, y me hace recordar cuando de alguna manera intentaba "cambiar el mundo".
Muy ciertamente hay muchas personas seudo espirituales, que NO HACEN LO QUE PREDICAN, aunque eso no quita que están siendo movidos por el mismo Dios (única energía) que mueve a LOS GRANDES.
El día que este "conocimiento" entró directo como una flecha en mi, se me quitaron muchos juicios de valor de quienes son más o menos espirituales, más o menos merecedores de "mi aparente credibilidad"
Lo bueno del Vedanta (a parte de digerirse pasito a pasito) es que se aprende de tolerancia sin que aparezca EL QUE tolera...
Ojalá no te haya molestado este comentario (es uno más)
Gracias por tu sinceridad
un saludo

Beatriz Moro dijo...

Gracias a tí Gorka. Un abrazo

Beatriz Moro dijo...

Jose Manuel, ese también se me viene a mí a la cabeza muchas veces y hay que ver como nos recoloca enseguida.

Gracias y un abrazo.
Gracias también por los videos de Mooji que estas seleccionando en Facebook y que nos exponene de manera tan sencilla y clara tantos y tantos aspectos.

Un abrazo Bea

Beatriz Moro dijo...

Creo Santosham que eso de "salvar el mundo" es algo común que nos ha movido a muchos de nosotros en muchas ocasiones..... Pero bueno, para eso está la conciencia..., para ir abriendo claridad y dejando lo bueno por lo mejor...

Con responsabilizarnos cada cual de uno mismo ya tenemos bastante trabajo que hacer, porque el hecho de sacar del medio a un enredo tan grande como es la "persona" ya beneficia lo suficiente al universo.

Gracias por tu comentario y por compartir tu experiencia. Un abrazo Bea

Anónimo dijo...

Hermoso tu blog!...la he pasado leyendo y flotando relajadamente en este mar de sabiduria...gracias... atte. Joa Razo