viernes, 23 de diciembre de 2011

El corazón de las ideas



¡Pero si ya nos lo decían nuestras abuelas!...."No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy". Pero no.. Seguimos dejando en manos de un futuro imaginario las cosas que nos cuesta afrontar ahora . Y nos auto-engañamos pensando..." que sí" .... "que mañana sí" ...." que el año que viene"..." que ya nos estamos preparando para ello"...."que lo estamos meditando"...., sin ver que el reto se nos está presentando ahora. Que la realidad está teniendo lugar en este instante, y que una acción retrasada es una acción perdida. 

Por eso la indagación cotidiana nos invita a descubrir que es eso que ofrece resitencia, ya que una mente desnuda de proyecciones es una mente ágil, una mente que colabora, que es de utilidad en cada momento a lo que demanda ese momento, y que refleja a través de la idea adecuada el orden de una inteligencia global.

Pero la mayoría de nuestras relacciones, tanto con nuestros semejantes como con otros aspectos de la vida, están basadas en ideas estáticas, en conceptos preestablecidos, en condiccionamientos que hacen de nosotros seres robotizados y miedosos, que nos roban la frescura y la inocencia de lo nuevo, y no nos permiten adecuarnos, ser permeables y fluir con la vida.

Ver la causa de tal miseria, ya es el principio de la liberación. Por eso si aspiramos a un ideal y trabajamos con todas nuestras fuerzas por ello, debemos comprender las muchas otras posibilidades que el propio dinamismo de la vida y su constante fluir, nos van a ir presentando. Y así, el miedo ya no tiene razón de ser, porque nos hemos alineado con la vida y hemos dado la bienvenida a su amplitud y generosidad sin límites.

Las ideas son energía. Energía al servicio de la Inteligencia. Y una energía muy útil cuando llevamos a cabo nuestras actividades concretas en la vida diaría.
Ella nos induce a actuar de acuerdo a su carga energética....sexual....sensual...espiritual...De ahí la atención que les debemos prestar, porque a través de ellas nacen y se ponen en marcha gran parte de nuestras motivaciones diarias.

En la medida que vamos siendo más conscientes. Cuanto más cerca estamos del nacimiento de cada una de ellas, más llenas de claridad y caridad surgen, y más trasparentan el Orden Natural del que son un vehículo. Un orden que está en el origen del mundo de la experiencia y en donde el universo funciona como un conjunto.
Y entonces, ya no es la cabeza, sinó el corazón el que ejerce de centro unificador e integrador, y abre camino, pasito a pasito, a otra realidad distinta, y descubre una vida que no puede ser retrasada ni imaginada, sinó que está sucediendo ahora, porque la llevamos puesta en este mismo momento.


9 comentarios:

Delia dijo...

Me llevo tu acertada alusión al orden natural. Un abrazo Beatriz.

Juan dijo...

No Hay hacedor, no hay meditador, no hay nadie que se auto_engañe, no hay nadie que descubre, no existen seres robotizados. No hay destino, no hay futuro, sólo hay esto...

Estas palabras parecen ser el corazón del Advaita...., deberían ser la aspiración e inspiración a la hora de escribir.

Si estas palabras hubieran sido pronunciadas por una filosofía progresiva budista, las encontraría maravillosas, pero Advaita vedanta paso a paso?

Yo no creo que sea una energía al servicio del Advaita.

Es una opinión.

gorka dijo...

En cada precioso momento podemos encontrar la Casa... desde dónde hemos salido buscando esa misma Casa...

Intentamos aplazar lo que esta al alcance de nuestras manos en cada momento....

Gracias Bea!! _/\_

AGUSTIN FERNANDEZ DEL CASTILLO SUARDIAZ dijo...

Hola Bea, felices fiestas y felicidades por la lucidez del artículo.

Cuanto más nos abrimos desde las entrañas, más se percibe el origen de todo lo que existe. Y saber que esa apertura inicial, a aceptar que nos desnuden nuestras intimidades, no será más que un camino de ida, nos invitará a seguir atentos sobre lo que después habrá de ocurrir en un camino de vuelta; con la constatación de una vida inteligente, expresándose en lo que se denominará el exterior.

El identificar “como no nuestros" los calores con lo que jugábamos a retener estados interiores, porque por primera vez los soltemos , revelará que antes hacíamos un fin, de lo que solo habría de ser un medio. Con ese fuego, al que no sabíamos dar recorrido, no ya en el camino de vuelta, sino siquiera en el de ida, al querer apropiarnos de él. Con un primer fuego, con el que la vida pondrá toda la ignorancia en marcha y tras el cual, habría de constatarse 4 elementos más, completamente desplegados.

Por ello tras estar ahora obligados a seguir dando curso, a aquello de lo que antes nos apropiábamos, solo iniciaremos una vida nueva, fresca, aun por ocurrir. Pero no antes de que se hayan vestido hacia arriba todos los trajes, que al ir dándoles amplitud, constatarán que la visceralidad ahora conoce la sexualidad, que la emocionalidad conoce la sensualidad y que ambas además, aspiran y reconocen al sentimiento. Que el sentimiento, conoce a la idea para construir la inteligencia. Y que el exterior, se transforma y avanza finalmente……………… Todo esto, no se anticipa mentalmente ni mirando, sino dejándose ser lo grande y obviamente, dejando atrás nuestros trajes personales que tras serlos en sus respectivos lugares, se dejarán atrás por ir conscientemente dándoles amplitud, no mirando, sino siendo………

Involucrarse para saber contestar al camino de vuelta, implicará saber contestar a esa desnudez del ¿ Y ahora, YO QUE SIENTO? y cómo doy curso a los calores de ese primer elemento fuego empezando a quemar los vehículos y empezando a vestir todos los trajes interiores. Si no, ya estamos en limbos mentales queriendo construir con los ojos del mirón que juega a mirar lo que le conviene y que se convierte en pasota, en cuanto lo que toca es mover el trasero y nunca mejor dicho. Y que siempre se convierte en simple meditante diciendo que yo no soy lo que sucede, porque así , nos libramos de dar el callo con lo que no integramos.

El 2012 va invitando a que cada vez el vedanta, se vaya haciendo más y más accesible y comprensible y ojala vayamos encontrando nuestros caminos en toda esa maraña donde lo de arriba y lo de abajo han de estar siempre siendo un todo. Pues ese exterior e interior, solo aparecían como dos para los ojos del que no había empezado a hacer el trabajo, de dejarse SER primero y dejarse HACER después.

Buen día
Agustin

Beatriz Moro dijo...

Gracias Delia, Juan, Gorka y Agustín por compartir y enriquecer este espacio.
Esperemos que este nuevo año despierte conciencias y las ideas sean ideas inteligentes al servicio de la bondad, de la integridad y de la compasión en beneficio de la humanidad entera.

Un fuerte abrazo a todos

Miguel dijo...

Hola Beatriz ..... gracias por compartir ..... hice un documental de uno de tus escritos .... te envié un e-mail, para comunicartelo, me gustaria que algun dia le vieras, pues tu tambien eres co-autora .... Gracias por ser y estar ......

georgina dijo...

Gracias Bea por esta interesante reflexión en donde lo mejor no es interferir con lo que Es para cada uno de nosotros y aprender a observar la programación precisamente para no dar pie a la cadena de conceptos e ideas que arrastramos, recibe un fuerte abrazo y feliz año.

Beatriz Moro dijo...

Hola Miguel : Gracias por tu interes. Creo que no he recibido el mensaje que me dices ¿a que correo lo has mandado? ¿bmfnika@gmail.com?.
Ya me dirás, me encantaría ver el documental del que me hablas
Un abrazo Bea.

Beatriz Moro dijo...

Hola Queo: Feliz año para tí tambien. Yo lo he comenzado de viaje por el norte de la India, un pais que siempre te remueve, y que nunca te deja indiferente.
Así que recién llegada estoy asimilando parte de lo vivido. Espero que este año traiga un poco de sensibilidad y sentido común para los dirigentes políticos y económicos de tantos paises que dejan a su mísera suerte a tantos millones de personas sin un mínimo de recursos.
Un abrazo para tí con todo mi cariño. Bea