jueves, 28 de marzo de 2013

Claridad, Pureza y Sencillez




Clarifica tu mente, purifica tu corazón, simplifica tu vida, porque:



Sin una mente clarificada y cristalina, una y otra vez nos envolverán sus contradicciones, haciéndonos resistir y reaccionar a los sucesos que no nos gustan, y no dejar aflorar , desde niveles más profundos de conciencia,  la respuesta adecuada a cada situación.



Sin un corazón purificado,  abierto a abarcarlo todo y a entender que lo que sucede, forma parte de un orden universal en donde todo está destinado al equilibrio final, seguiremos juzgando y separando, en lugar de comprender y trascender.



Sin una vida simple, los deseos de adquirir y de poner nuestra meta en el poseer, así como los temores a perder lo que ya tenemos, se adueñan de nosotros, y nos conducen a una vida conflictiva y dolorosa.