domingo, 24 de enero de 2010

Conocer de qué estamos hechos



Desde el mísmo momento que comienza a operar la comprensión de que la vida como tal se desarrolla más allá de las interpretraciones que nos llegan a través de la mente, de la que ya conocemos su dimensión real, sus funciones y sus limitaciones, se va a producir una revolución en nuestro interior.

Y en ese comenzar una vida más global, sin personalismos, tenemos que dejar atrás la vieja fórmula de "mi vida" o "tu vida", porque ya entendemos que sólo hay Vida.

Se ha vivido tanto tiempo condicionado por el pensamiento, identifícado con él, tomando realidad de la forma, de todo aquello que se hace, se piensa y se siente, que cuando lo real que hay en nosotros empieza a hacer su labor clarificadora, y la memoria y la imaginación dejan de llenar el espacio interior con sus interminables demandas, curiosamente, suele aparecer un difuso miedo a soltar lo conocido, aunque ese conocido no sea más que una continua cadena de alternancias entre el placer y el dolor.
Porque ese vacío sin expectativas, sin agarraderas, es una dimensión aún por explorar.
Conocer de que estamos hechos

El conocer de que estamos hechos. El comprender el proceso en que apareció en mí el cuerpo y todo eso que aún sitúo fuera, me puede servir de gran ayuda para trascender más rápidamente este mundo de los opuestos.

En esta primera etapa de asentamiento en una consciencia más amplia, en donde ya no me reconozco en lo que pienso, ni en lo que hago, ni en lo que siento, mi identidad deja de estar asociada al contenido de mi vida y se traslada a un espacio, que es sólo Presencia lúcida de todo ello.

Y ese espacio que se ha abierto, y que permite que todo ese mundo emocional que antes saltaba como un resorte, se airee, se va a reflejar en la vida cotidiana como una mayor apertura, una mayor disponibilidad a encajar los desafíos y un soltar y dejar fluir lo que llega, con un afectuoso desapego. Al fin y al cabo, todo es visto como un movimiento en la conciencia.

Va a ser entonces, ese telón de fondo, esa "sensación de ser" que siempre había estado presente, que no es condicionada por la aparición o no del pensamiento, ni del estado de sueño o vigilia, el que se va a convertir en un centro regulador desde el que irradiar luz y calor a la vida.
¿Y el cuerpo y sus actividades?

La materia de que está formado el cuerpo, solo sería materia inerte, sino le fuera insuflada con el nacimiento esa energía que le da vida.

Esa energía que somos, a través de la cual nos alimentamos, digerimos, respiramos, nos movemos, gozamos de más o menos salud, en definita, actuamos, no es más que energía total, un solo bloque de energía que está llevando a cabo todas las actividades y moviendo todo un Universo.

Y esa energía formada por los cinco elementos, experimentando a través de los cinco sentidos, es la que actúa, teniendo a la mente de embajadora. Y decimos que nos encontramos bien y felices, cuando funciona sin obstáculos, y mal, cuando es perturbada.

No hay, por lo tanto nada personal en todo este funcionamiento. Todo en la manifestación es universal y sólo cuando por ignorancia atribuyo este funcionamiento universal a un cuerpo en particular, sobreviene el sufrimiento y la esclavitud, porque no se puede dividir lo que es uno.
Cuando creo ser el cuerpo, estoy fragmentando lo que es total. El cuerpo actúa y cumple sus funciones en el mundo como instrumento que es de la conciencia manifiesta, pero yo no soy solo el cuerpo.

Y esta fuerza vital, que hace del cuerpo un ser vivo y cuando lo abandona, un cadáver, no puede existir disociada de esta consciencia o sensación de ser

Con el nacimiento del cuerpo, ha aparecido esta energía vital, por lo tanto, al igual que cuida de él responsabilizándose de que la sangre circule, de que el aire la oxigene, de que la digestión tenga lugar ¿no estará también ocupándose del resto de actividades?. Es por lo tanto la fuerza vital el gran hacedor, al igual que la Consciencia de Ser, el gran presenciador.

Mi único conocimiento es que antes de nacer no tenía ningún conocimiento. Pero con el cuerpo, ha aparecido esta fuerza vital, la consciencia de Ser o Yo Soy, y un amor que une y da sentido a todo. Distintas expresiones para una misma esencia.

Y con este "Yo Soy", que es con el que han aparecido todos los conceptos, ha aparecido también la necesidad de encontrar su origen, su fuente, por lo que urge hacerse la siguiente pregunta:

¿Quién presencia el Yo Soy? ¿Es ello consciente o inconsciente?
Donde hay soplo vital, el conocimiento "Yo soy" está presente. Si no hay soplo vital, el conocimiento "Yo soy", está ausente. Saque plena ventaja del capital del que dispone de forma natural, es decir de su fuerza vital y del conocimiento "yo soy"; siempre van de la mano. Ahora explórelo al máximo. Todas las actividades del mundo están teniendo lugar exclusivamente debido al conocimiento "yo soy" y a esa fuerza motriz que es la fuerza vital, el soplo vital. Y no son algo aparte de usted, usted es sólo eso. Investíguelo y estúdielo. (Nisargadatta- La medicina última)

14 comentarios:

Soledad dijo...

Espléndido, Bea.

César Bacale dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Beatriz Moro dijo...

Gracias Soledad por compartir este espacio

Besos Bea

Beatriz Moro dijo...

Hola Cesar:

Está muy bien todo lo que cuestionas, y por lo que leo en tu blog, con toda la lucidez que ya tienes es normal que estés hasta el moño de tanta comprensión "enlatada" (sea india o occidental)
Seguramente que lo que te está ahora pidiendo la vida es que simplemente te dediques a constarlo en lo cotidiano y ver como funciona.

Como la verdad es una, no tienen mayor importancia los envoltorios en los que se sirve, llámese advaita, zen, sufismo...etc

El rendir homenaje a un maestro, es cuestión de agradecimiento. Él, como muchos otros, sólo está indicando el camino hacia uno mísmo.
Como los pasos los damos nosotros, y para llegar e esa nada a la que aspiramos "los buscadores", primero hay que ser todo, de su enseñanza si puedo decir que me ha aportado la claridad necesaria para entender como para trascender el mundo de los opuestos, primero hay que saber cabalgar con ellos, sinó el mundo cotidiano, el del día a día, nos estará demandando constantemente todo aquello que aún no hemos integrado.

Lo que se escribe en este blog, es expresión de una vivencia determinada, y por lo tanto un simple compartir.

Me alegra encontrar gente joven que dedique su tiempo a plantearse estos retos, así que estaré encantada de que te sigas metiendo conmigo cuando quieras.

Un abrazo Bea

César Bacale dijo...

Gracias Bea, tomo nota de eso de cabalgar los opuestos. De agustin, comentando una nota mia, me ha llegado el mismo feed-back, aunque era mas explícito todavia. hasy apuntaba hacia el divorcio entre mi lucidez y mi corazón. Me toco profundamente, y hay pocas cosas que me toquen asi. El rifi-rafe con soledad tb me ha tocado mucho, y me parece que apunta hacia ahi, hacia el agujero que agustin llama ser la vagina del mundo.
Esto obviamente apunta hacia una carencia de la que mi querida lucidez no se ha dado cuenta, o quizas si, pero no puede hacer nada porquie significa dejar su comodo lugar de contemplacion y comprensión, y entragarse plenamente, con dos cojones, al examen de la vida.
Tomo muy nota de ello.
Y antes de aburrirme del todo de Nisar. and CO, revisare lo que llevais tiempo diciendo, que sin una menta clara, y ordenada no se puede ir mas alla. Hasta ahora creia que lo que aclaraba la mente , en todo caso, era eso, y solo eso.
Revisare tranquilamente el tema, y os dire que me late de todo ello.
Por ahora, muchas gracias.

arianna dijo...

Hola Bea

Hay momentos q. te entiendo mejor, mejor dicho me cala lo q. dices, hoy debo estar muy espesa

entre ésto y la contestación de César (q. me ha descolocado) aunque ya le voy cogiendo el punto, no tengo nada q. decir solo agradecerte tu intervención, ya q. todo lo q. escribes es de mi interés

un abrazo, a ver mañana con q. pie me levanto

Beatriz Moro dijo...

Querida arianna, no sabes como agradezco tu franqueza y ese gran corazón que demuestras al ser capaz de prestar atención a algo aunque no te resuene.

Las palabras son palabras, y no hay que darles mayor importancia, forman parte del funcionamiento de la mente, lo importante es esa conciencia que las acoge, y que está ahí, las entienda la mente o no.

Eso es lo importante y lo que nos une.

Un abrazo Bea

Z. dijo...

Hola Bea: El aroma de Nisargadatta corre por todo tu texto. Y como siempre instaba a volver al origen, indagar de qué estamos hechos, sin preconceptos aprendidos, directamente, y así llegamos a lo que nunca ha nacido, pues que es nacer? un rumor!
Gracias amiga y comentaristas. Un abrazo.

Beatriz Moro dijo...

Querida Z.

Sólo queda que ese rumor que está impreganado de Nisargadatta por todos los poros, se termine fundiendo con lo que el maestro representa, al igual que Mirabai se fundió en un ídolo.

Aunque se me note mucho esta debilidad tan particular,(cuestión de agradecimiento), me encantan las selecciones que tú haces de otros maestros, acercándose con distintos lenguajes pero siempre mostrándonos el mismo camino.

Todo un cariñoso esfuerzo que te hay que agradecer.

Un abrazo Brea

Delia dijo...

Hola Beatriz:

Cómo disfruto estos paseos por el Vedanta, así como vos lo propones, pasito a pasito...gracias amiga por esta compañía.

Un abrazo.

Juan C. Acosta Redón dijo...

Estimada Beatriz:

He leído todos los comentarios.
Desde mi "querer entender más" estoy ansioso, si bien César me ha dicho que deje fluír al maestro interior.
Quiero decirte que para mí, tu post es claro y tienes la virtud de poder hacer entender a otro, como yo, que recién nos estamos desayunando con esta luz tan esclarecedora que es la Advaita de la mano de Nisargadatta.
En mi caso particular soy ecléctico en cuanto a la Sabiduría y comparto contigo el hecho de respetar al maestro, ya que te ilumina en las oscuridades (al menos en mi caso).
Nuevamente gracias.
Me siento reflejado en tu descripción ya que estoy como mareado y a la vez comprendiendo.

Te saludo con las manos juntas.

Atte.

Beatriz Moro dijo...

Gracias a tí, Delia por tu visita

Un abrazo Bea

Beatriz Moro dijo...

Hola Juan Carlos:

Siempre es una alegría ir encontrando compañeros de andadura, y como el interés que nos une apunta hacia lo mismo... hacia esa intuición de una realidad única... seguro que será fácil el entendimiento.

Si estás interesado en la enseñanza específica de Nisargadatta, en el blog de Agustín, Nisargadata El Testigo de la mente, encontrarás los extractos de tres de sus obras: Yo Soy, Ser y la Medicina última, en documento PDF fácil de manejar, y que puedes solicitarle y añadir a tu interesante blog, siempre que te interese.

Gracias y un saludo

Bea

Juan C. Acosta Redón dijo...

Listo...ya lo tengo y gracias.!!!